Invertir en el futuro

Invertir en el futuro

Conseguir un trabajo estable es una de las prioridades de las personas, pues esto influye de manera directa en la estabilidad económica, emocional y hasta familiar. Y es que quedarse sin empleo es una situación preocupante para todos. Pero, ¿cómo estar preparados ante esta eventualidad?

Según el último informe del DANE, el desempleo en Colombia se ubicó en 9,4%, una cifra que aunque disminuyó sigue siendo alta. Entre marzo de 2017 y el mismo mes de 2018 la ocupación creció en 130.000 personas, ubicándose en 22,06 millones de personas ocupadas en el territorio nacional, datos ofrecidos por MinTrabajo.

Sin ir más lejos, el Día Internacional del trabajo, el Presidente Juan Manuel Santos, afirmó que generar más y mejores empleos, seguir reduciendo la informalidad, garantizar los derechos laborales de los colombianos, ha sido y seguirá siendo la prioridad de su Gobierno hasta el último día.

“Sin embargo, a pesar de los esfuerzos de la fuerza pública o comprobar que la tasa de desempleo continúa decreciendo lentamente, es muy importante conocer las opciones que existen en el mercado para protegernos ante la posibilidad de quedarnos sin trabajo, algo que nadie quiere y que en muchas ocasiones se produce de manera inesperada” asegura Fabio Chavarro, gerente corporativo del Grupo Juriscoop. Quien ofrece algunas de las alternativas de seguros de desempleo:

Protección del Subsidio al Desempleo

El señor Chavarro explica que para acceder a este seguro debes encontrarte en situación de desempleo por cualquier causa, no contar con ninguna fuente de ingresos, haber realizado aportes continuos o discontinuos a cualquier Caja de Compensación Familiar durante los últimos tres años, no estar haciendo aportes como cotizante a una EPS o Caja de Compensación Familiar e inscribirte en uno de los prestadores autorizados del Servicio Público de Empleo y realizar ruta de empleabilidad.

Si cumple estos requisitos se puede acceder a estos beneficios:

-Pago de seguridad social (salud y pensión) durante seis meses.

-Bono de alimentación, salario mínimo y medio dividido en seis meses.

-Subsidio familiar durante seis meses.

-Capacitación laboral.

Cesantías

Las cesantías son una prestación social a cargo del empleador y a favor del trabajador que corresponde a un mes de salario por cada año de servicios prestados y que tiene como objetivo principal dar un auxilio monetario cuando la persona termine su relación laboral.

Seguro de Desempleo

“Aún no es un seguro muy utilizado por los colombianos, pues siempre pensamos que se trata de un gasto extra que no vamos a necesitar, error que debemos empezar a corregir” afirma el gerente corporativo del Grupo Juriscoop. En la actualidad, este tipo de seguros los suelen ofrecer generalmente las entidades financieras para cubrir las cuotas mensuales de los productos de crédito que hemos adquirido con ellas cuando nos quedamos sin empleo.

“Se trata de una buena opción para no tener que gastar nuestros ahorros o sobreendeudarnos pidiendo prestado para hacer frente a estos pagos. Además, este tipo de seguro también tiene cobertura en caso de incapacidad total o temporal y enfermedad grave” finaliza Fabio.

Proyecto para implementar el seguro de desempleo en Colombia por parte del Gobierno

En 2017 la industria aseguradora anunció sus planes de revivir el proyecto de ley que se inició en 2014, con el que se esperaba que una parte de los intereses de las cesantías de los trabajadores se destinaran a la creación de un seguro de desempleo. Dicho modelo que ya existe en otras partes del mundo, como es el caso de Europa, Estados Unidos, Canadá, Australia, Japón, entre otros.

Fasecolda afirmó que este seguro aplicaría para empleados del sector formal que son despedidos sin causa justificada y sería complementario con las cesantías y la Protección al Cesante que mencionamos anteriormente.

La idea de este es que los trabajadores tengan un auxilio económico al momento de quedar sin trabajo y mientras encuentran uno nuevo, pudiendo hacer frente a sus gastos personales y familiares, aliviando el estrés que supone además de quedar desempleado, no saber cómo cumplir con las deudas y el día a día.

“Tenemos que empezar a ver a los seguros como unos aliados, un salvavidas, que podemos necesitar en cualquier momento y no como un gasto, que es la noción que se tiene hoy en día. Eso de “nunca me pasará a mí” o “para qué si tengo un trabajo estable y no lo necesito”, deben empezar a convertirse en “Mejor estar preparado” o “Debo hacer esa pequeña inversión para asegurar mi futuro y el de mis seres queridos” finaliza Fabio Chavarro, gerente corporativo del Grupo Juriscoop.

Sin comentarios

Publicar un comentario

Referidos en Línea




Datos Asociado

Datos Referido